Arizona es el paraíso terrenal para aquellos que les gusta andar en bicicleta. Tiene una gran variedad y mezcla de todo, paisaje de desierto rígido, calles largas y lujosas, y variedad en naturaleza montañosa. Pero como cualquier que ande en bicicleta le dirá, puede ser muy peligroso. Si usted o alguien a quien usted ama recientemente sufrió heridas serias en un accidente de bicicleta, probablemente este confundido, ansioso, sobre qué hacer. Sepa que la ley lo protege. Esta página pretende ofrecer datos importantes para ayudarlo, algo así como un curso introductorio a los accidentes de bicicleta; para que usted y su familia estén más informados y claros sobre los pasos a seguir.

¿Tiene usted un caso de accidente de bicicleta o no?

Para ganar un caso de accidentes de bicicleta, tres elementos básicos deben estar presentes.

  1. Alguna persona o grupo – por negligencia, descuido u omisión – causó o contribuyó al accidente de bicicleta.

Por ejemplo:

  • El ciclista va por su carril, un conductor inatento hablando por celular invade el carril del ciclista causando que este se estrelle contra el paredón y se quiebre la pierna.
  • Un conductor descuidado abre la puerta del carro sin fijarse y golpea con la puerta al ciclista que venía;
  • Usted lleva su bicicleta al taller a arreglar y por mejoras, el mecánico hace un mal trabajo y el eje se traba en un momento crucial causando un deslizamiento peligroso.
  • Una Municipalidad de Arizona no marca un hueco en la calle causado por una construcción, un ciclista cae en el hueco y sale volando.
  1. El accidente significó gastos y daños reales para usted

Hay daños que son evidentes en un accidente de bicicletas como pérdida de conciencia, fracturas óseas, laceraciones, fracturas de columna, lesiones en la cabeza y daño a la bicicleta. Y en algunos casos hay consecuencias que no son evidentes inicialmente, o que pueden empeorar con el pasar del tiempo, tales como pérdida de productividad o tiempo fuera del trabajo, rehabilitación física costosa, trauma emocional, y perdida de consorcio y compañía.

  1. La Persona o grupo tiene una manera de compensarlo

No crea que porque la persona o grupo de personas que causaron sus heridas no tienen seguro usted no va a obtener una compensación justa.

Para saber a quién o de quien se obtendrá la compensación debemos determinar la causa o causas de su accidente. Por ejemplo, si el eje de su bicicleta se bloqueó al tratar usted de maniobrar lejos de un conductor incapacitado para manejar; en ese caso podemos intentar obtener compensación de su seguro, del productor de bicicletas deficiente y del conductor inatento.

Obtenga una valoración gratuita de su caso

¿Qué compensación puedo obtener?

Cosas por las cuales puedo obtener compensación:

  • Dinero para pagar por el daño a la bicicleta;
  • Compensación por gastos médicos, quirúrgicos y terapéuticos;
  • Compensación por pérdida de productividad en el trabajo;
  • Pérdida de consorcio
  • Dolor y sufrimiento
  • Daños punitivos (si la persona o entidad involucrada fueron severamente negligentes, por descuido u omisión)

Que hacer inmediatamente después de un accidente de bicicleta

Esta lista pretende ser una sugerencia sobre qué hacer para cuidarlo a usted y la misma vez proteger sus intereses y así maximizar su oportunidad de justicia y una compensación justa.

  1. Primero y, ante todo, busque ayuda médica.

No solo lo que duele y sangra es malo. Si usted derrapa con fuerza, pierde la conciencia y cree poder haberse roto la rodilla, sin que nadie se lo diga usted va a ir al hospital. Sin embargo, los ciclistas tienden a tomar raspones y moretones menores, como algo usual y normal, como parte del deporte. Esto puede poner en riesgo su salud. El impacto y el susto de estar en un accidente de bicicleta causa que su cuerpo libere adrenalina y otras hormonas del mecanismo de “pelea o huida”, lo cual temporalmente puede engañarlo y hacerlo pensar que usted no está tan herido. Estas hormonas enmascaran el dolor inicialmente.

Los golpes a la cabeza ( trauma de cráneo o trauma craneoencefálico) puede ser peligrosamente engañoso. Una lesión cerebral traumática que no se identifique en el momento y se trate oportunamente puede causar hinchazón y sangrado en el cerebro, edema y un accidente cerebrovascular y todo esto puede llevar a la muerte.

Usted debe cuidarse a sí mismo por lo que en caso de duda, vaya al médico lo más pronto posible. Siga las recomendaciones que él le da y tome nota de sus medicamentos y curso de tratamiento. Es recomendable que mantenga un diario de sus síntomas, así como cualquier factura y pago que haya hecho.

  1. Recoja evidencia y el testimonio de los testigos de la escena

Como regla de oro, intente recolectar más evidencia de la que cree que va a necesitar. Recoja información como:

  • Número de Placa;
  • Información del seguro;
  • Número de teléfono;
  • Cualquier otra información de los involucrados en el accidente;
  • Una copia del reporte policial;
  • Fotos de la escena del accidente, incluyendo fotos del vehículo involucrado y de cualquier herida

De ser posible usted o alguien cercan asegúrense de que los testigos escriban y/o graben lo que vieron, mientras el evento sigue fresco en la mente. Use su celular de ser posible. El testimonio de un testigo es como la fruta; tiende a “ponerse malo” con el tiempo, ya que la memoria humana es muy porosa y plegable. El testimonio directo de un testigo directamente después del accidente tiende a valer más en la corte (y para la aseguradora) que ese mismo testimonio recordado días o semanas después del evento donde la imaginación y otros eventos pueden cambiarlo.

  1. Evite discutir el accidente con otros conductores o con los representantes de la compañía de seguros, por lo menos hasta no haber hablado con un abogado especializado en accidentes de bicicleta.

En el momento de shock usted puede no entender todo lo que pasó. Evite decirle al conductor cosas como “fue un poco mi culpa” o realizar acusaciones agresivas. Si una compañía de seguros lo llama, recuerde que están financieramente motivas para minimizar los reclamos. No son “malos” en sí, la realidad es que ellos no protegen sus derechos:

Sus tácticas para minimizar la culpabilidad pueden ser sutiles e incluso pueden parecer que se preocupan por usted. Por ejemplo, un agente de seguros puede llamarlo mientras usted está aún en cama, todavía un poco mareado de la concusión y su pierna fracturada y preguntarle “¿cómo se siente?”. Usted puede responder algo como “mejor, gracias”, porque usted tiene un dolor ligeramente menor al día en el que literalmente lo golpeó un bus y además los doctores lo pueden tener bajo dosis fuertes de analgésicos. Aun así, puede que este con mucho dolor.

Sin embargo, la compañía de seguros podrías usar esa admisión de que usted se sentía “mejor” para demostrar a la corte que sus heridas no son tan severas. Eso usted lo puede ver como semántica nada más, sin embargo, son las tácticas que las compañías usan de manera frecuente. Un abogado de Arizona de accidentes de bicicleta experimentado puede ayudarlo a pelear por sus derechos.

Obtenga la ayuda que necesita

Lo más importante es que usted se enfoque en su salud, recuperarse y salir adelante. Además de esto usted debe hacer arreglos de quien lo cubra en el trabajo o quien lo ayuda con sus hijos. Sin embargo, el tiempo está en su contra. Evidencia crítica del accidente puede perderse de manera rápida o los testigos pueden olvidar lo que vieron.

De manera afortunada, el Kelly Law team puede ayudar a tomar decisiones importantes y pasos estratégicos para obtener una compensación justa y su paz mental. Llámenos hoy al 602-284-4233 para agendar una consulta gratuita y sin compromiso para darle una mejor idea de lo que le espera

Accidentes de Bicicleta